😢 No podrás parar de llorar… Este perrito sin patas nos da una lección a todos

Este perro boxer, de nombre Duncan, nació con una malformación grave, que consistía en la falta de sus dos patitas traseras. Se las cortaron y le montaron unas ruedas, pero él nunca se sintió cómodo con ellas, solo quería ser libre.

Nunca había ido a la playa y sus dueños decidieron hacerle sentir libre por la arena, como un perro normal. Sorprendió a todos caminando y logrando la estabilidad. Creo que pocas veces habrás visto algo tan emotivo. Ten cerca de tí un pañuelo. =)

Si esto te ha conmovido, compártelo con tus amigos y haz que más personas se enteren de esta preciosa historia

Añadir Comentario